Go Back
Imprimir
Pollo con rebozado crujiente de quinoa y salsa de mostaza

Pollo con rebozado crujiente de quinoa y salsa de mostaza

Una opción saludable con quinoa para tu plato. A los ya conocidos beneficios de la quinoa añades las pechugas de pollo sin piel que aportan proteína magra y muchas vitaminas esenciales, incluyendo riboflavina, niacina, tiamina y ácido pantoténico.
Plato Segundo
Cocina Mediterránea
Tiempo preparación 10 minutes
Tiempo de cocinado 50 minutes
Tiempo total 1 hour
Raciones 4 raciones

Ingredientes

  • 2 tazas de quinoa cocida
  • 4 pechugas de pollo deshuesada y sin piel
  • 1 taza de yogurt griego natural
  • 3 cucharadas de miel
  • Mostaza de Dijon
  • Tomillo fresco picado
  • Sal y pimienta

Paso a paso

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados.
  2. En una bandeja para hornear con papel pergamino y extiende la quinoa cocida y hornea hasta que esté ligeramente tostada, unos 25 minutos, revolviendo una o dos veces.
  3. Deja enfriar completamente en un recipiente, rompiendo cualquier pegote grande.
  4. Aumenta la temperatura del horno a 220
  5. Coloca el pollo cubierto de mostaza y el tomillo y sazona con sal y pimienta.
  6. Reboza las pechugas con la quinoa crujiente y colocalas en una rejilla del horno
  7. Hornea hasta que el pollo esté en su punto, de 15 a 20 minutos.
  8. Mientras tanto, en un tazón pequeño combina el yogur, la miel y la mostaza de Dijon pra hacer la salsa de mostaza.

Consejos y trucos

Presenta las pechugas con la salsa en un pequeño cuenco, acompaña con algo de tu ensalada favorita. La mostaza es una de las especias más antiguas utilizadas como producto medicinal, todo un alimento-medicamento con amplias propiedades y beneficios para tu salud.